0
Ernst Reiner GmbH & Co. KG

Proceso-MIM: calidad habitual con producción optimizada

MIM Metal Injection Moulding REINER Praezisionsteile

En REINER no tememos romper con los métodos antiguos para ofrecer siempre a nuestros clientes los últimos estándares técnicos con nuestros productos.

Por eso, nuestros diseñadores han analizado más detenidamente el proceso de producción de nuestras ruedas de sellado.

„Never change a running system“?

Las ruedas de sellado de REINER siempre han cumplido con las más altas exigencias. Con éxito: no solo por su larga vida útil y calidad excepcional, los productos REINER gozan de una excelente reputación dentro y fuera del mundo profesional.

En la búsqueda del potencial de optimización, la fabricación de la rueda de sellado REINER también se examinó exhaustivamente. Hasta la fecha, la rueda consistía en un cuerpo interno de una aleación especial de cinc, un cuerpo exterior en el que se encuentran las ruedas de cifras y una pieza de punzonado fino, la corona de cambio, remachada en el cuerpo de la rueda. Es decir, tres procesos con un complicado proceso de producción individual detrás de cada uno. Esto, junto con la capacidad de almacenamiento necesaria para los componentes, causaba insatisfacción entre los diseñadores de REINER.

La solución: ¡El proceso-MIM!

Desde la implantación del proceso-MIM (Metal Injection Moulding) en el proceso de producción, la fabricación de las ruedas de sellado REINER no solo se ha optimizado masivamente y es menos costosa; también se pudo incrementar la calidad de las piezas que ya contaban con una gran calidad. Para REINER, el cambio a este proceso, que tiene sus orígenes en la tecnología de inyección de plástico, ha dado sus frutos en muchos aspectos.

» Consulte aquí más razones para el proceso-MIM en la tecnología de precisión.